El teatro español anterior a 1936

Trajes de teatro del Siglo de Oro español

Los parámetros medievales seguirán siendo la clave del teatro español hasta que en el siglo XVI se inicie un proceso de modernización que dará lugar a la creación de un nuevo género: la nueva comedia del siglo XVII. El siglo XVI es, por tanto, un momento de búsqueda y convivencia de varias tendencias: el drama religioso (con autores como Gil Vicente); el clasicismo (con Juan de la Cueva); los italianistas (con Juan del Encina y Bartolomé Torres Naharro) y la tradición nacionalista (con Juan de la Cueva). La obra más importante del periodo es La Celestina de Fernando de Rojas. En realidad, se trata de una comedia humanista, escrita para ser leída y no representada. Es una obra excepcional, un magnífico retrato de la época y un modelo de la literatura posterior. Es, sin embargo, una obra de estructura dramática tan complicada (unos 20 actos) que no pudo representarse en su época y que sigue teniendo grandes dificultades para su puesta en escena.

El siglo XVII es llamado el Siglo de Oro para el teatro en España. Es un momento excepcional por las circunstancias sociales y políticas. La representación pública se convierte en el eje de la moral y la estética. La apariencia externa se convierte en fundamental. El mundo es un gran teatro y el teatro es el arte más adecuado para representar la vida. Se crean los primeros teatros (llamados “corralas”). Eran gestionados por “hermandades” (especie de gremios) verdaderos precedentes de las modernas empresas teatrales.

  La casa de bernarda alba en el teatro español

Teatro español del Siglo de Oro

El Siglo de Oro español describe una época de florecimiento de las artes y prosperidad económica en España. Se caracteriza por la exploración y el desarrollo de nuevas ideas, y dio a luz a algunos de los autores, arquitectos, artistas y músicos más influyentes de la historia de España.

Los factores que contribuyeron al Siglo de Oro de España fueron la Conquista de Granada y la subsiguiente liberación de recursos españoles para la exploración y el desarrollo, el descubrimiento de América, la Contrarreforma y el afán de Felipe II por un Renacimiento cultural como el del resto de Europa.

Se dice que el Siglo de Oro en España terminó hacia finales del siglo XVII. Terminó cuando España entró en una nueva era y su poder y prosperidad empezaron a declinar. Algunos ven el final de la Guerra Franco-Española como el final del Siglo de Oro.

Durante esta época, España invertía grandes sumas de dinero en la lucha contra el protestantismo, lo que de hecho endeudó al país. Los costes de la Guerra de los Ochenta Años y el desastroso ataque de la Armada a Inglaterra superaron con creces la cantidad de dinero que España generaba con las Américas.

Obras españolas

El teatro español del Siglo de Oro se refiere al teatro en España aproximadamente entre 1590 y 1681.[1] España emergió como una potencia europea después de que fuera unificada por el matrimonio de Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla en 1469 y luego reclamada por la cristiandad en el Sitio de Granada en 1492.[2] Los siglos XVI y XVII vieron un aumento monumental en la producción de teatro en vivo, así como en la importancia de las artes dentro de la sociedad española.

  Red española de teatros

El teatro era una forma de arte accesible para todos los participantes en la España del Renacimiento, ya que era muy patrocinado por la clase aristocrática y muy frecuentado por las clases bajas[3]. El volumen y la variedad de las obras teatrales españolas durante el Siglo de Oro no tenían precedentes en la historia del teatro mundial, superando incluso la producción dramática del Renacimiento inglés por un factor de al menos cuatro[4][3][5]. [4][3][5] Este volumen ha sido fuente tanto de críticas como de elogios para el teatro español del Siglo de Oro, por primar la cantidad sobre la calidad[6] Un gran número de las obras de este periodo (entre 10.000 y 30.000)[3][6] siguen considerándose obras maestras en la actualidad[7][8] Esta prolífica producción contribuyó en gran medida a la accesibilidad del teatro en España[3] Sin embargo, para los historiadores teatrales modernos ha contribuido a la dificultad de investigar el teatro de este periodo. La gran mayoría de las obras han permanecido prácticamente intactas, tanto en términos de producción como de análisis académico, desde el siglo XVII. Esto, unido a las técnicas de impresión, propensas a errores, que plagaron la publicación de obras españolas, ha socavado enormemente el estudio del teatro español del Siglo de Oro[3]. Aunque un análisis exhaustivo e inclusivo sigue siendo difícil o incluso imposible, el teatro español del Siglo de Oro representa un área de investigación activa y productiva para los historiadores del teatro[4][3].

Historia del teatro del Siglo de Oro español

Inicialmente, el Gobierno republicano tenía más de la mitad de los Breguet XIX del Grupo nº 31 y todos los Nieuport 52 C1 de los Grupos de caza nº 11 en Getafe (cerca de Madrid) y nº 13 en El Prat de Llobregat (cerca de Barcelona), mientras que los Fokker F.VII 3ms y los L. A. P. E. Douglas DC-2 y todos los aviones de entrenamiento estaban en Cuatro Vientos, Los Alcázares y Alcalá de Henares. La mayoría de los aviones de Aeronáutica Naval, los 27 Vickers Vildebeest, siete Dornier Wal y casi 30 hidroaviones Savoia S-62, doce viejos cazas Martinsyde F.4 y siete entrenadores Hispano E.30, permanecieron fieles al gobierno en las bases de San Javier, Barcelona y Mahón.

  Mariana pineda lorca teatro español

La tercera unidad de cazas, el Grupo de Caza nº 12, con base en Armilla (cerca de Granada), había sido disuelta pocos días antes del levantamiento militar. Una de sus escuadrillas, al mando del capitán José Méndez Iriarte, fue destinada a Madrid. La otra unidad, dirigida por el capitán Joaquín Pérez y Martínez de la Victoria, envió sus aviones al Parque Regional de Aviación del aeródromo de Tablada, cerca de Sevilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad